Gestionant l'escassetat a Terrassa

Se han puesto en marcha iniciativas propuestas por los partidos que están ocupándose de la gestión de la ciudad de Terrassa, Foro y Ágora; Parece que de nuevo se busquen estrategias universalistas capturadas por dinámicas de tertulia, como el que ocurrió cuando comenzaron a degenerar las buenas intenciones del 15M, que inconscientemente fomentaban el choque entre comunidades reales, a las que les superaba la búsqueda de salidas viables de urgencia y se limitaban a posicionarse en la unión para enunciar la contra. Ante esta tertulización, el lugar común más cómodo es la elección binaria de medias porque aparentemente es la medida capaz de dar salida al bloqueo de la diferencia. Quizás el hecho de ubicarse en el envoltorio inmutable de polític-show hace imposible que se pueda caminar ... 

Mirando atrás, ante la falta de interés administrativa en ideas nuevas que no pasen por el rentismo o la intermediación , quizás debería posicionar nuestra propuesta de considerar la ciudad de Terrassa como capital conocimiento, como ciudad del " buen vivir "como oportunidad que no podemos perder esperando que los gobiernos salgan de la disfuncionalidad y menos aún que estudien si la colaboración puede significar un rédito electoral.

Corremos también el riesgo de la captura de los términos con los que ahora estamos cómodos y nos entendemos. Que los redecoren para devolver unos eslóganes nuevos para ofrecer a la opinión pública, y nos queden para nosotros las palabras vaciadas de significado, impidiendo las conversaciones que ahora tenemos en las comunidades reales.

Creo que un punto desde donde partir es la no asunción de liderazgo por parte institucional; las decisiones económicas en sus manos han sido un desastre absoluto para nosotros y han derivado en la captura de la economía, se han empeñado en ejercer la ultravigilància , y hasta ahora no han posibilitado sino que han impedido el desarrollo del procomún, auténtica base virtuosa de lo que se entiende como modo P2P .

No tienen legitimidad para ponerse al frente porque ya han regalado demasiado bienes públicos , que si a algún lugar deben devolverse es de donde provienen, a las comunidades reales que les importa lo que sucede a su alrededor, no intermediarios ni al mundo financiero. Los agentes económicos de los que hablamos nosotros son cada P del P2P, cada igual entre la relación de igual a igual y si estos deciden agruparse en comunidad dinamizadora se escucha la demanda de infraestructura neutral para sacar adelante la economía en su sector, sin molestarles. Está apareciendo una economía de muy baja dependencia del capital, en que la administración debe aprender a encontrar su sitio , sin estar ni al frente ni enmedio.

El capital-conocimiento que se puede desarrollar puede ser altísimo y no deviene propietario, la ciudad puede disfrutar de ella , sin miedo a cambio de términos, de hecho ya lo está haciendo - Conservatorio que trabaje con composiciones del comunal, teatro con guiones de dominio público de calidad, escuelas reaprovechando contenidos de la red, empresas de informática prestando servicios con software libre ... -. La lástima es que no haya manera de hacer el cómputo de la transferencia tecnológica que ha significado las tecnologías abiertas para la ciudad, pero seguro que es altísima ¿Seguimos ignorándolo? ¿Intentamos extraerlo de su estado común con legislación de propiedad intelectual? ¿O entendemos que alimentando el ciclo podemos sacar riqueza / bienestar?

El procomún se convierte en capital de alto valor de uso y rentas no capturables. Pero es cierto que para desarrollarlo en algunos casos se puede depender de unas infraestructuras públicas o que están capturadas por el rentismo, debemos detectar cuáles son, y cómo se revierte la situación. Por poner un ejemplo, el acceso a un Internet neutral de calidad se convierte en crítico para un modo de producción de este tipo.

Pensamos como gracias a la red y a la distribución del conocimiento, podemos crear una economía de abastecimiento, una red donde seguro habrá más presencia de las economías de microescala . Habría que imaginar los diferentes sectores que habitamos con una base de conocimiento común que permita innovación.

La entrada en una economía de este tipo, no sólo nos conectaría con la economía real, también con comunidades interesadas en buscar nuevas formas de actuar en los mercados, con responsabilidad y haciendo hincapié en la proximidad sin que ello signifique derivas autárquicas . Pero la responsabilidad en primer y último lugar depende de nosotros. Por ello sería interesante seguir las conversaciones entre los agentes del procomún, tal como ocurrió la semana pasada, cuando con Somenergia y guifi intercambiábamos estrategias . Quizás una posible cámara de los comunes ? Que a nivel Terrassa se interese por el abastecimiento, por la transferencia tecnológica, por el status quo de lo que entendemos como procomún en cada ámbito, y por la emergencia de economías a su alrededor. Y esto es ir más allá de ágoras donde aparezcan debates de planes de buenas intenciones asistenciales, pensar también en las capacidades comerciales de las comunidades.

Add new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

spell "no" (comprovació per evitar s pa m)